¿Cómo comunica Gabriel Rufián?

Inma Sainz de Baranda / LVE

 “Es usted un miserable” Así de directo se mostró Gabriel Rufián en el Congreso cuando se dirigía al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Hoy, en Comunicacionypolitica.es inauguramos nuestra nueva sección con tan ilustre diputado. En la serie “¿Cómo comunica…?”  analizaremos las fortalezas y debilidades de nuestros políticos, tanto nacionales como internacionales. El discurso es poderoso, como ya analizamos en otro articulo, dominarlo es una meta obligada de todo político.

Hemos querido comenzar con Rufián por una sencilla razón: es uno de los mejores comunicadores de este país. “Que habrá dicho esta vez” seguro que hoy ha sido una frase repetida hoy en muchos lugares cuando hayan visto o escuchado el nombre del diputado de ERC en cualquier medio de comunicación. ¿Cuál es la reacción que genera en el espectador? La atención, la escucha.

No podemos olvidar que su carrera ha sido meteórica. De no tener vinculación con la política, a ser uno de los diputados elegidos para llevar la voz de la independencia al congreso, han transcurrido muy pocos años. Buena culpa de ello tiene su forma de comunicar, su oratoria pulida, su estilo joven y desenfadado, alejado del clásico Pujol & cia. Además, y esto no es un detalle sin importancia, habla comúnmente en castellano, alejándose de ciertos tópicos asociados al mundo independentista.

Explota al máximo sus recursos: el tiempo y las apariciones mediáticas juegan en su contra, ya que no tiene la visibilidad que pueden tener otros diputados como Pablo Iglesias o Albert Rivera. Por esta razón, si desea tener repercusión mediática, debe emplear un lenguaje que la favorezca. Y es algo que ya ha encontrado. Emplea un retórica muy agresiva, siempre al ataque. Rufián ha dejado claro que eso del decoro parlamentario no va con su estilo. Crea confrontación y eso vende, o en otras palabras, te otorga un espacio mediático privilegiado. El lenguaje chulesco, provocativo, que hace perder los nervios a más de uno, es su marca personal. Marca personal que tiene en común con otro diputado al cual analizaremos próximamente: Rafael Hernando.

Convierte debilidades en fortalezas: Rufián es descendiente de emigrantes andaluces que fueron a Cataluña a trabajar en los años duros del siglo pasado. En Cataluña se les denomina charnegos. Este punto es controvertido, antiguamente, en los sectores más duros independentistas era una forma despectiva de denominar a alguien. En otras palabras, no sería un “catalán puro”. A día de hoy es un recurso utilizado desde los sectores opuestos para atacar al diputado. Ahora bien, las tornas han cambiado. ¿Cuál es el éxito de Rufián? Lo ha convertido en su seña de identidad. Así lo dejó saber en el Congreso de los Diputados. Convirtió una debilidad en una fortaleza, un arma para pasar al ataque en lugar de mantenerse en posiciones defensivas, algo que sin duda es extremadamente difícil que salga bien.

Oratoria: su punto más fuerte. Habla muy despacio, marcando los tiempos, jugando con los silencios, haciendo énfasis en cada palabra. Sabe perfectamente mantener en vilo a su público, contribuir a no perder la tensión, a que no se distraigan, que no miren siquiera si les han mandado un mensaje de whatsapp. En sus discursos, no necesita alzar la voz, realizar aspavientos o apelar a una emotividad mayúscula. No le hace falta porque desde el principio hasta el final tiene a todo el mundo pendiente. Le hemos visto empezar muy irónicamente y terminar en el más puro ataque.

¿Cual es el problema entonces? ¿Es perfecto Rufián? Evidentemente, no. Su máxima debilidad es la razón por la que está en el hemiciclo. En una Cataluña independiente, a nadie le resultaría extraño que Rufián fuera una de las puntas de lanza del gobierno. ¿Y si Cataluña no se independiza? Si el proyecto político fracasa, es natural pensar que caerán de una forma u otra la mayoría de cabezas visibles. Sabemos que el grueso de la población que prefiere la independencia ha perdido la paciencia con sus políticos, en buena parte se trata de algo lógico, puesto que la promesa de la separación con España lleva demasiado tiempo hecha. Si la independencia no llega, lo que llegará será un momento en el que inevitablemente dejaran de culpar a los de Madrid y se echarán encima de los suyos. Por ahora se muestran convencidos de que es algo que vendrá más pronto que tarde, pese a que parezca indicar lo contrario. No estaría de más que tengan presente que en la política y en el fútbol la memoria no existe.

 

Be the first to comment on "¿Cómo comunica Gabriel Rufián?"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: